¿Se pueden prohibir los piropos?

Desde la edad de piedra han existido los piropos, más y menos elegantes, más y menos ingeniosos. ¿Tú que opinas sobre ello? ¿Lo ves como una bonita forma de ensalzar tus virtudes o por el contrario te parece incómodo?

Su historia:

“Bendita sea la tuerca del tornillo de la llanta del camión que trajo el pavimento en el que estás parada… ¡MONUMENTO!

Durante dos años, entre 1928 y 1930 estuvo prohibido piropear a las mujeres (y viceversa también, aunque entonces no se estilaba el piropo hacia el varón) en España, por orden del gobierno de la dictadura de Primo de Rivera. Salió una ley que penaba con la cárcel y/o sanciones económicas. Penas de arresto de 5 a 20 días y multas de 40 a 500 pesetas.

Pero una cosa es prohibir y otra muy distinta hacer efectiva la prohibición. Según cuentan las crónicas de la época, algunos madrileños intentaron sortear la prohibición luciendo carteles con mensajes del tipo «eres un monumento».

La ley duró sólo los dos años que le quedó a la Dictablanda, porque en 1930 se instauró la II República. Esta normativa quedó anulada y los madrileños pudieron de nuevo piropear tanto como quisieron sin temor a sanción alguna, sólo a la reacción de alguna de sus «víctimas».

En este momento los piropos vuelven a estar en el punto de mira. Así se recoge en el anteproyecto de ley que ha recibido luz verde del Consejo de Ministros el martes, 3 de marzo de 2020, y que elimina la diferencia entre abuso y agresión.

Asimismo, niegan que se criminalice el piropo: este delito requiere de denuncia por parte de la victima y solo esta justificada en el caso de expresiones, comportamientos o proposiciones sexuales o sexistas que creen a la víctima una situación objetivamente humillante, hostil o intimidatoria.

Este nuevo delito llamado ‘acoso ocasional’ se penará con arresto domiciliario o trabajos comunitarios hasta un mes, o bien, con multa.

Hemos localizado el siguiente video relacionado con este tema. El objetivo de esta campaña es poner voz a cada persona que siente Acoso Callejero, en especial a la mujer, y hacerlo mediante una divertida y sorprendente acción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑