La fuente de Cibeles

El paso de los años no ha hecho mella en la belleza de la famosa fuente de Cibeles. Continúa coronando la plaza con su mismo nombre, resistiendo guerras, polémicas y múltiples celebraciones.

Su historia:

La fuente original madrileña fue realizada a instancias de Carlos III por el arquitecto Ventura Rodríguez y los escultores Francisco Gutiérrez Arribas y Roberto Michel entre los años 1777 y 1782, situada en la plaza del mismo nombre, en la zona centro de la capital española. Parece ser que en principio esta fuente iba destinada a los Jardines de La Granja de San Ildefonso en Segovia, pero cuando se empezó a remodelar el ancho Paseo del Prado, la fuente se colocó frente al Palacio de Buenavista, muy cerca de él, a la entrada del Paseo de Recoletos y mirando hacia la fuente de Neptuno.

Sitio de celebración para los más futboleros

Su céntrica ubicación y, por supuesto, las tradicionales celebraciones de los aficionados madridistas han contribuido a ensalzar este monumento, dedicado a la diosa de la Tierra, la agricultura y la fecundidad, en uno de los iconos madrileños. La tradición «merengue» de celebrar sus triunfos en la fuente de la diosa de origen frigio es más o menos reciente. Hasta el año 1985, atléticos y madridistas la compartieron como lugar de celebración. Fue a partir de la final de la Copa del Rey de 1991, que enfrentó a ambos equipos locales, cuando los aficionados rojiblancos consideraron que sus aguas estaban «infectadas» por los «vikingos» y trasladaron sus festejos a la plaza de Neptuno.

La guardiana del oro español

Además, la Cibeles esconde entre sus 230 años de vida una historia de lo más ajetreada. Algunas crónicas periodísticas apuntan a que en caso de que las alarmas de la Cámara de Oro del Banco de España saltasen por intento de robo, todas las habitaciones de la sala se inundarían con el agua de la fuente en cuestión de segundos. Esto es posible gracias a la canalización de las aguas que van desde el subsuelo de los leones del carro de Cibeles hasta la habitación acorazada que protege los lingotes y las monedas a 35 metros de profundidad. Este es otro de los motivos que convierten al Banco de España en uno de los más seguros del mundo.

La fuente y su gemela mexicana

Si viajan a Ciudad de México verán que no solo existe la plaza de Cibeles, sino que en el centro se erige una réplica exacta de la fuente madrileña. Fue donada por la comunidad de residentes españoles en México como símbolo de hermanamiento entre ambos países. El 5 de septiembre de 1980 fue inaugurada con la presencia del, por entonces alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑